El asbesto o amianto fue utilizado una vez ampliamente en proyectos de construcción comercial y residencial por su ligereza y durabilidad. Es una sustancia fuerte, incluso más que el acero, que no se ve afectado por el calor, los productos químicos y no conduce la electricidad. Todo esto combinado convirtió al amianto en un popular material de construcción.

Riesgos del amianto

Sin embargo, a lo largo de los años, muchos problemas de salud se han asociado con el asbesto apareciendo por primera vez en personas que trabajaron estrechamente con el asbesto. Pero pronto se descubrió que cualquier persona expuesta al amianto también pueden sufrir problemas de salud.

El asbesto es peligroso cuando se inhala. Esto es porque las partículas de asbesto en el aire pueden formar depósitos pulmonares y aumentan el riesgo de enfermedades del tracto respiratorio, incluidos el mesotelioma y el cáncer de pulmón.

Por eso, el asbesto es más peligroso cuando un producto hecho de él se molesta y el polvo se libera en el aire. La única forma de manejar y detectar con seguridad el asbesto es a través de un profesional capacitado para trabajar con el asbesto.

Además, es muy difícil determinar si el amianto está presente en el aire ya que no causa problemas inmediatos como tos o picazón. Los síntomas pueden no aparecer hasta pasados 10 a 40 años después de haber estado expuestos.

Tipos de amianto

Hay algunos tipos diferentes de amianto. Chysotile (asbestos blanco), Amosite (“asbestos marrón”) y Crocidolite (“asbestos azul”) son las formas comercialmente viables de amianto. Anthophyllite, Tremolite y Actinolite son menos viables. El Crocidolite se utiliza para aplicaciones especializadas de alta temperatura.

El crisotilo, llamado asbesto blanco, es la forma más común de asbesto que se usa en los Estados Unidos. La amosita o el amianto marrón está hecho de fibras de color gris claro o marrón. La crocidolita o el asbesto azul está hecho de fibras azules.

El crisotilo, la amosita y la crocidolita son formas de amianto que se utilizaron con mayor frecuencia para fabricar productos que incluyen tuberías de alcantarillado, techos, revestimiento, cables eléctricos, tejas, pinturas y otros materiales de construcción. El asbesto también se usaba en automóviles para piezas de embrague y freno. En entornos industriales, el asbesto se usaba para filtros en máquinas de bebidas, pisos y filtros de cigarrillos. El asbesto se usó en un gran nivel para una variedad de productos, por lo que el descubrimiento de sus riesgos para la salud es importante para todos.

Recogida de muestras para prueba de asbesto

La función del laboratorio de pruebas de asbestos es asesorar y orientar sobre la cantidad y el procedimiento de toma de muestras y el uso del recipiente adecuado para las pruebas de asbestos. Esto es muy importante porque el uso incorrecto del proceso de muestreo puede liberar partículas de asbesto que aumentan los riesgos de exposición. Por lo tanto, es necesario contar con la ayuda de un profesional del asbesto calificado para el muestreo.

Registro de Empresas con riesgo por amianto (RERA)

Cualquier empresa realice cualquier actividad u operación en la que sus trabajadores estén o sean susceptibles de estar expuestos a fibras de amianto o materiales que lo contengan están obligadas a su inscripción en el Registro de Empresas con riesgo por amianto (RERA). Estas actividades incluyen cualquier trabajo de demolición, desmantelamiento, reparación, transporte, tratamiento que impliquen riesgo de desprendimiento de fibras de amianto por la existencia y proximidad de materiales de amianto.

Prueba de asbestos

Las pruebas de asbesto se llevan a cabo en un laboratorio certificado que utiliza microscopia óptica de polarización dispersión (MOPD) según las recomendaciones de la EPA. La prueba de asbestos se realiza para encontrar las diversas formas de asbestos peligrosos en nuestro entorno. La prueba de asbestos se realiza en materiales que contienen asbestos (ACM) que tienen un porcentaje de asbestos que varía de cero a cien por ciento.

La identificación analítica de amianto en materiales vinílicos requiere métodos basados en la microscopía electrónica (ME). El análisis por los métodos habituales (MOPD), utilizados satisfactoriamente en otros materiales, no es suficiente en este caso habiéndose demostrado que conduce con mucha frecuencia a resultados no concluyentes y a falsos negativos.

Resultados e interpretación

Esta forma de prueba de asbesto es tanto cualitativa como cuantitativa. Los resultados se presentan como el porcentaje (%) y el tipo de asbesto (crisotilo o asbesto blanco, amosita o amianto marrón y crocidolita o asbesto azul).