La rehabilitación de un edificio es una circunstancia que todo propietario, grande o pequeño, debe enfrentar en algún momento. Y es que todos los edificios tienen una vida útil más o menos limitada en función de la calidad e idoneidad de los materiales empleados para su construcción.

El desgaste de un edificio debido al uso, al paso del tiempo y a la acción de agentes climáticos y movimientos del terreno hacen necesarios unos trabajos de inspección, mantenimiento y reparación regulares para mantenerlo en buenas condiciones de servicio y prolongar su vida útil.

Tipos de Rehabilitación de Edificios

La rehabilitación puede afectar a la totalidad del edificio y sus instalaciones o sólo a una parte de él. Así, hablamos de rehabilitación integral o parcial de edificios.

En cualquier caso, las obras de rehabilitación son intervenciones sobre un edificio con el objetivo de mejorar sus condiciones de salubridad, habitabilidad, aportan mayor confort y seguridad a sus ocupantes y modifican su distribución y/o alteren sus características morfológicas y distribución interna.

Si consideramos todas las obras de rehabilitación de edificios en Madrid que hemos realizado, estos son los trabajos más demandados por nuestros clientes:

Rehabilitación de fachadas y patios

En los casos que exista riesgo para las personas por posibles desprendimientos debidos al estado de deterioro de una fachada o patio, es necesario para la seguridad proceder a su rehabilitación.

Otras actividades habituales en la rehabilitación de fachadas son la restauración de cornisas y elementos ornamentales, la eliminación de los problemas de humedad existentes, la limpieza de la fachada, la instalación de nuevos aislamientos energéticamente más eficientes, la modificación de huecos, la sustitución de ventanas o cerramientos o la implantación de elementos fijos como pérgolas o marquesinas.

Las obras de rehabilitación de fachadas y cubiertas modifican la configuración exterior sin afectar a la volumetría del edificio.

Impermeabilización de terrazas y azoteas

Los espacios de un edificio más sensibles a la humedad son las cubiertas, azoteas, tejados y terrazas al tratarse de las zonas más expuestas a las inclemencias meteorológicas. Por eso es tan importante su impermeabilización. Tradicionalmente, la solución más habitual en terrazas y cubiertas transitables ha sido la tela asfáltica aunque en la actualidad existen otros sistemas más avanzados.

Obras de mejoras en la Seguridad de Utilización y Accesibilidad

Las obras de rehabilitación destinadas a Mejorar las condiciones relativas a la seguridad de utilización y accesibilidad acorde al Documento Básico DB-SUA del Código Técnico pueden beneficiarse de ayudas y subvenciones de la Comunidad de Madrid. Incluyen todas las acciones para eliminar las barreras arquitectónicas y mejorar el tránsito y el acceso a las propiedades.

Estas obras de mejora pueden incluir rampas de acceso para minusválidos que salven el desnivel con la vía pública, plataformas elevadoras inclinadas (sillas salva escaleras) o la instalación de ascensores.

Instalación de nuevos ascensores

A la hora de instalar un nuevo ascensor en un edificio existente, hay distintos criterios jurídicos y técnicos a considerar en función de su ubicación (interior, exterior, zonas comunes, públicas, privativas…). En cualquier caso, el principal objetivo para mejorar las condiciones de accesibilidad universal es el de conectar el portal con cada una de las viviendas sin tramos de escalera intermedios; y que las dimensiones del nuevo ascensor sean, en la medida de lo posible, las de un ascensor accesible.

Rehabilitación de edificios antiguos y singulares

La rehabilitación de edificios antiguos o de arquitectura singular incluye todas las obras necesarias de reparación, conservación, reconstrucción y Restauración de elementos ornamentales deteriorados, para recuperar todo su antiguo esplendor y convirtiéndolos en edificios más habitables y seguros.

En los cascos históricos de las ciudades existen edificios como palacios, conventos, edificios monumentales, teatros, iglesias o casas ilustres, que catalogados por la Ley de Patrimonio Histórico como Bienes de Interés Cultural (BIC) y están sujetos a especial protección. Por ejemplo, en el caso de las fachadas, estas deben conservadas en su estado original.

Rehabilitación energética

Si estás considerando la rehabilitación energética de tu edificio podrías beneficiarte de las ayudas del nuevo Plan Estatal de Vivienda, destinadas a la financiación de obras de mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad. Algunas de las actuaciones incluyen:

  • mejora de la envolvente térmica (mejora de aislamiento, sustitución de carpinterías, acristalamientos de los huecos): instalación de aislamiento por el exterior (SATE),
  • instalación o sustitución de sistemas de calefacción, refrigeración, producción de ACS y ventilación para el acondicionamiento térmico
  • instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables (solarbiomasa o geotermia)

Acondicionamiento de las instalaciones

La actualización o modernización de las instalaciones existentes mejora la habitabilidad de los edificios. Este es el caso de algunas redes eléctricas y equipos desactualizados que no cumplen los actuales requisitos del Reglamento de Baja Tensión y que deberían renovarse. Otras obras de acondicionamiento incluyen la instalación de sistemas de protección contra incendios o la sustitución de ascendentes y bajantes.

La mejora de las instalaciones que favorezcan el ahorro de agua, así como la implantación de redes de saneamiento separativas en el edificio y de otros sistemas que favorezcan la reutilización de las aguas grises son actuaciones que pueden ser subvencionales.

Refuerzo de estructuras

El refuerzo de la estructura existente y el recalce de la cimentación pueden ser necesarios en aquellos casos en los que exista un aumento en las solicitaciones de uso del edificio, al construir nuevas plantas o cuando aparecen signos de deterioro o patologías estructurales consecuencia de asientos, sobrecargas o movimientos imprevistos.

Algunas de las soluciones de refuerzo para mejorar la estabilidad y resistencia mecánica de la estructura portante de un edificio incluyen el recalce de cimientos, el apeo de muros y el refuerzo o sustitución de elementos estructurales dañados o la mejora y consolidación del terreno bajo la cimentación por medio de inyecciones de resinas expansivas.

 


Rehabilitación de Edificios en Madrid

 

En Kugel3 realizamos rehabilitación de edificios Madrid así como reformas integrales de viviendas. Contamos con oficina técnica propia, con profesionales de todos los gremios: ingenieros, arquitectos, aparejadores y jefes de obra.

Gestión integral de Obras de Edificación – Rehabilitación de fachadas – Impermeabilización de Cubiertas y Azoteas – Rehabilitación Energética de Edificios – Análisis de patologías estructurales

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *